Telescopio infantil

Rate this post

A los niños les gusta la astronomía. Para acercarles a conocer las estrellas, la luna y los planetas del sistema solar. Te proponemos  un telescopio infantil para esta actividad fascinante al alcance de todos.

Telescopios para niños.

No es necesario gastar mucho ni ser un experto para poder disfrutar de una noche estrellada. Una noche sin luna y firmamento lleno de estrellas es posible si nos alejamos de la contaminación lumínica de las grandes ciudades. El firmamento puede depararnos grandes sorpresas en forma de estrellas fugaces, planetas, la luna, planetas y las constelaciones.

No todos los modelos telescopios son iguales. A la hora de elegir un telescopio debemos tener muy en cuenta cuales son tus necesidades. Te proponemos tres categorías de telescopios, según el presupuesto y tus necesidades: 1) Telescopios de juguete, 2) telescopios para principiantes y 3) primáticos.

 

Telescopios de juguete.

En este caso lo importante no es adquirir un telescopio caro y dificil de manejar, sino que sea económico y que permita al niño ilusionarse con la astronomía y empezar a descubrir este apasionante mundo.
El objetivo no es llevar un equipo caro y delicado que se rompa a las primeras de cambio. El objetivo en este caso es disfrutar del firmamento, tener un telescopio hace que disfrutemos más de la experiencia. Mas tarde cuando ya dominemos la observación podremos pasar a equipos mas completos.

 

Telescopios infantiles o para principiantes.

Son telescopios mas avanzados que pueden ser usados por niños pero que también son indicados para adultos que se inician en al observación del firmamento.

A la hora de elegir ya un telescopio para principiantes debe de tener en cuenta las siguientes características básicas:

1.- El aumento. Un telescopio con un aumento de 180x, quiere decir que aumenta la imagen y la hace 180 veces mas grande. Podríamos pensar que mientras mas aumento mejor es el telescopio, pero esto no es así porque al incrementar el aumento, la imagen cada vez se ve mas oscura. Por ello hay que tener en cuenta otra característica, la luminosidad.

2.- La luminosidad. Mientras mayor sea la apertura del telescopio, es decir mientras mayor sea el diámetro de la abertura de entrada de luz en el frontal del telescopio astronómico, mayor será la luz que entrará y mayor la luminosidad. Lo que nos permitirá ampliar la imagen si que se vea oscura y con mayor resolución, es decir que se vean los detalles del objeto que estamos ampliando.

Dos tipos básicos de telescopios astronómicos:

Telescopio Refractores.- Basados en lentes para ampliar la imagen.

Telescopios Reflectores o Newtonianos.- Utilizan un espejos para ampliar la imagen.

Un refractor con una abertura frontal de 60mm o un reflector con 114mm es una buena opción para un telescopio astronómico para un principiante.

Prismáticos.

Una buena opción para explorar el cielo son también los binoculares. Además también te permitirán hacer observaciones de la naturaleza durante el día.

Con un mapa de estrellas y unos primáticos se pueden observar muy bien los cráteres de la luna, Venus, Mercurio, las lunas de Júpiter e incluso cuerpos exteriores al Sistema Solar como nebulosas y grupos de estrellas.

Conclusión:

Como recomendación final te proponemos que elijas un telescopio de juguete si es un regalo para un niño pequeño.

Si ya es mayor 8 años, entonces puedes elegir unos prismáticos y pasado un tiempo y ya con experiencia se puede optar por un telescopio para principiantes.

 

 

 

 

Si quieres compartir esta información puedes hacerlo con un click en los botones que ves aquí abajo.